Also available in: English

Fuente: notiese.org

  • En parejas serodiscordantes se mostró una eficacia superior a 90 por ciento
  • Aumenta consumo en Estados Unidos

Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH – NotieSe

Jared Baeten

Durban, Sudáfrica, julio 22 de 2016.

El uso de la profilaxis pre exposición continúa siendo un tema de estudio para múltiples equipos de científicos alrededor del mundo a fin de mejorar los esquemas e idear mejores maneras de promover su uso, sobretodo, después de la Organización Mundial de la Salud sugiriera su ofrecimiento a “personas en situación de riesgo sustancial de infección por el VIH”, y de que, Estados Unidos aprobará su uso en 2012, aunque únicamente para mayores de edad.

Al respecto, en el marco de la 21 Conferencia Internacional de Sida, que se lleva a cabo del 18 al 22 de julio, en Durban, Sudáfrica, Sybil Hosek del Hospital  Stroger  de Chicago presentó un estudio realizado en hombres jóvenes gays y otros hombres jóvenes que practican sexo con hombres (HSH), menores de edad,  cuyos resultados arrojaron que pueden tener un buen nivel de adherencia a la profilaxis preexposición (PrEP), pero para ello es necesario proporcionarles un apoyo adecuado.

En la investigación participaron 79 HSH de entre 15 y 17 años de edad, cuyas características demográficas y conductas sexuales evidenciaron que estos hombres se encontraban en una situación de riesgo elevado de infección por el VIH.

La tercera parte de los participantes eran de etnia negra, una proporción similar de raza mestiza y 21 por ciento, de origen hispano. Los participantes tenían experiencia sexual, y declararon haber tenido una media de dos parejas sexuales en el último mes. Además, 60 por ciento había tenido relaciones anales sin preservativo con su última pareja, aproximadamente la quinta parte había recibido un pago a cambio de sexo y 15 por ciento tenía una infección de trasmisión sexual (ITS) al comenzar el estudio.

La toma diaria de Truvada como PrEP resultó segura y bien tolerada. Ninguno de los participantes dejó de tomar la profilaxis debido a los efectos secundarios y todos los hombres mantuvieron una buena función renal.

Tres participantes se infectaron por el VIH, lo que equivale a una tasa de incidencia de 6.41 por cada 100 persona-años, un valor situado entre los más altos registrados en un programa de PrEP. Esta elevada tasa de infección puede explicarse por el hecho de que los participantes no tomaban los comprimidos de forma regular (problemas de adherencia).

Al principio, los voluntarios recibieron un apoyo a la adherencia de forma mensual, lo que se tradujo en que se registraron unas tasas elevadas de toma de la medicación y se detectaron unos niveles protectores de fármaco en sangre.

Sin embargo, la tasa de adherencia y los niveles de fármaco en sangre  disminuyeron de manera significativa una vez los participantes pasaron a recibir el apoyo de forma trimestral.

Estos datos, señaló la investigadora,  se presentarán a las agencias reguladoras del medicamento en territorio estadounidense para respaldar una solicitud de uso de la PrEP en personas menores de 18 años.

Parejas serodiscordantes

De acuerdo con Jared Baeten, investigador de la Universidad de Washington en Seattle, la PrEP puede ser útil en parejas serodiscordantes (donde una persona tiene el VIH y la otra no) durante los seis primeros meses tras el inicio de la terapia antirretroviral por parte del miembro seropositivo de la pareja.

En la presentación de los resultados finales del Proyecto de Demostración Partners PrEP,  realizado en Kenia y Uganda, que  contó con la participación de  mil 13 parejas serodiscordantes, en las que ninguna de las personas con el VIH estaba tomando tratamiento antirretroviral al comienzo del estudio, se observó que la PrEP reduce el riesgo de infección en más de un 90 por ciento si se toma de forma correcta.

A todas las personas seropositivas se les ofreció la terapia antirretroviral, mientras que a las parejas seronegativas se les ofreció la PrEP mientras su pareja no iniciara su terapia y durante los primeros 6 meses de la misma.

Al final del periodo de seguimiento, se registraron 4 nuevas infecciones por el VIH, una cifra muy inferior a las 83 que cabría esperar si no se hubiera usado la terapia antirretroviral o la PrEP. Las cuatro infecciones se produjeron en el seno de parejas que no estaban tomando ni terapia antirretroviral ni profilaxis preexposición.

Aumenta consumo

Cifras presentadas por Gilead revelaron que en los Estados Unidos más de 79 mil personas han tomado PrEP en los últimos cuatro años, sobretodo en ciudades con grandes poblaciones identificadas como gay por lo que, señalaron, algunos otros grupos poblacionales no están recibiendo el beneficio real que pudieran obtener.

De acuerdo con los presentadores, después de la aprobación de su uso en julio de 2012, su uso fue lento hasta que a finales de 2013, se incrementó, en parte por la promoción que han realizado integrantes de las comunidades gay y bisexual al interior de sus grupos poblacionales.