Más información sobre el impacto de la nueva metodología de asignación

Also available in: English

Fuente: AIDSPAN

  1. ANÁLISIS

7 de junio, 2016
Gemma Oberth
La asignación de EECA se reducirá a la mitad; la cuota de África meridional aumentará 50%

En abril de 2016, la Junta del Fondo Mundial aprobó una nueva metodología de asignación para el periodo 2017-2019 (ver artículo GFO). Si bien la fórmula para decidir cantidad de dinero que cada país recibe no ha cambiado drásticamente, hay varios casos destacables en los que regiones y componentes de enfermedad específicos recibirán mucho más dinero, o mucho menos, en el próximo ciclo de subvenciones.

Las consecuencias pueden ser muy graves para los países que van a recibir menos fondos, la mayoría de ellos en Europa Oriental y Asia Central (EECA), y en América Latina y el Caribe (LAC). Los cambios también plantean cuestiones relacionadas con la capacidad de absorción y la disponibilidad de asistencia técnica para los países que están a punto de recibir mucho más dinero, que se encuentran mayormente en África.

La diferencia principal con la nueva metodología de asignación es que se da una mayor prioridad a los países de bajos ingresos y / alta carga de morbilidad. Una repercusión de esto es que los países de bajos ingresos son la única agrupación que va a recibir un aumento proporcional en 2017-2019. A estos países se les asignará 44,3% de la inversión total del Fondo Mundial en 2017-2019, en comparación con 41,9% destinado durante el periodo 2014-2016. Los países de ingresos medios bajos recibirán ligeramente menos: 41% en comparación con el 42,1%. Lo mismo ocurrirá con los países de ingresos medios altos, que recibirán 7,5% en comparación con el 8,0% anterior. Además de los fondos de asignación, es decir, los fondos catalíticos para las subvenciones multi-país, las iniciativas estratégicas, etc., también serán financiados en un grado algo menor: 7,2% frente al 7,8%.

Otra repercusión del creciente énfasis que se hace en los países de bajos ingresos / alta carga de morbilidad es que aquellos con cargas severas o extremas del VIH, tuberculosis o malaria están a punto de recibir un aumento significativo. De hecho, la nueva metodología de asignación aporta fondos en mayor consonancia con la carga de la enfermedad (Figura 1). El mayor aumento proporcional será para los 15 países más afectados por el VIH.

Figura 1: Implicaciones de la nueva metodología de asignación para el financiamiento de los 15 países con más elevada carga, por enfermedad

 

Estos cambios traerán como resultado:

 

  • un aumento del 30% para los países de África subsahariana con las tasas más elevadas de infección por VIH en mujeres y niñas;
  • un aumento del 25% para los 28 países más afectados por la tuberculosis multirresistente (MDR-TB); y
  • un aumento superior al 10% para los países con carga de malaria extrema o severa, y un aumento superior al 10% para la malaria en todos los países del África subsahariana.

También están a punto de producirse algunos cambios importantes de financiamiento a nivel regional como resultado de la nueva metodología de asignación. La siguiente tabla muestra los cambios proporcionales en la asignación por región geográfica. En términos generales, habrá aumento en cuatro regiones y habrá disminución en otras cuatro.

Tabla 1: Cambios en las proporciones de las asignaciones regionales para 2017-2019, comparadas con 2014-2016

Región Asignación proporcional para 2014-2016 Asignación proporcional para 2017-2019 Cambio en la asignación proporcional
África oriental 21,0% 22,1% + 1,1%
África meridional 15,1% 22,2% + 7,1%
África occidental y central 20,6% 19,7% – 0,9%
Oriente Medio y el Norte de África 8,3% 5,7% – 2,6%
Sur de Asia 10,7% 10,9% + 0,2%
América Latina y el Caribe 3,5% 2,0% – 1,5%
Europa del Este y Asia Central 4,7% 2,4% – 2,3%
Asia oriental y el Pacífico 8,3% 8,9% + 0,6%

 

Aun no sabemos cuáles son las cifras reales en dólares que serán asignadas a cada país para el periodo 2017 a 2019, que se espera sean anunciadas por el Fondo Mundial a finales de 2016. Las cantidades dependerán, por supuesto, del éxito que tenga la Quinta Reposición. El Fondo Mundial ha establecido un objetivo de $13 mil millones de dólares. En segundo lugar, el cambio en las cifras en dólares desde el último ciclo al actual variará dependiendo de los niveles de financiamiento interno existentes en el país. El financiamiento existente fue incluido en los totales de la asignación de 2014-2016.

El mayor impacto se sentirá en la región EECA, donde la inversión proporcional de Fondo Mundial se reducirá a casi la mitad. La expectativa es que los países de esta región puedan y deban financiar sus programas de enfermedades por sí solos en un grado mayor. Sin embargo, muchos han argumentado que las transiciones del apoyo del Fondo Mundial a la dependencia interna de la región no han sido gestionadas de manera responsable. “De aquí a cinco o diez años, alguien tendrá que comenzar de cero,” advierte Anna Dovbakh, de Eurasian Harm Reduction Network (Red Eurasiática de Reducción de Daños, EHRN por sus siglas en inglés). “No se puede hacer una transición en un abrir y cerrar de ojos.” El Documento sobre la posición de EECA para la Reunión de Alto Nivel hace eco de estos sentimientos.

Para agravar la ansiedad de transición en EECA, la nueva entrega de la Actualización Mundial sobre el SIDA publicada por ONUSIDA antes de la Reunión de Alto Nivel, que tendrá lugar en Nueva York, muestra que el número de nuevas infecciones por VIH en la región EECA aumentó en un alarmante 57% entre 2010 y 2015. Esto ocurre en un contexto de (ligeramente) menor incidencia a nivel mundial durante el mismo período de tiempo. La región EECA también registra las tasas más elevadas de tuberculosis multirresistente en el mundo. La creciente carga de la enfermedad, junto con la reducción gradual de inversión del Fondo Mundial, está llevando a muchos a pronosticar una crisis en la región.

La única otra región en el mundo donde las nuevas infecciones por VIH están aumentando es en Oriente Medio y Norte de África (MENA) (aunque en proporción mucho menor que en EOAC). Aquí también, el Fondo Mundial reducirá sus asignaciones para los próximos tres años.

En una reciente encuesta realizada por la Coalición Internacional de Preparación para el Tratamiento en la región MENA (ITPC-MENA), 47% de las organizaciones de la sociedad civil informan ser dependientes del Fondo Mundial para ejecutar la mayor parte de sus programas. Según el Director Regional de ITPC-MENA, Mohamed Msefer, la nueva metodología de asignación podría significar un desastre para una ya agobiada sociedad civil local, especialmente para los grupos que representan a poblaciones clave. “En Argelia y Mauritania se observa que hay personas de las poblaciones clave que se niegan a participar en las elecciones de MCP [mecanismos de coordinación por país] por temor a sufrir estigmatización, o incluso a tener problemas legales. En Argelia se ha observado una grave falta de cooperación entre los grupos de la sociedad civil,” dijo Msefer a GFO. “Esta reducción del Fondo Mundial hará que sea mucho más difícil de realizar avances en una región ya devastada por la estigmatización y criminalización de la población clave, guerra, conflictos y la migración masiva.” ITPC-MENA es el anfitrión de la plataforma regional para la comunicación y la coordinación en la región MENA, que forma parte de la iniciativa especial del Fondo Mundial sobre Comunidad, Derechos y Género (CRG).

(Todas las cifras que figuran en este artículo se refieren a las asignaciones iniciales. Ciertos ajustes cualitativos en las asignaciones iniciales podrían dar lugar a algunos cambios menores en la forma cómo se desglosen las asignaciones.)

La información de este artículo proviene de una presentación realizada por el Fondo Mundial en la Reunión del Grupo de Especialistas en Comunidades y Sociedad Civil sobre la Estrategia 2017-2022 del Fondo Mundial, organizada por la Delegación de Comunidades y GNP+, realizada el 10 y 11 de Mayo en Ámsterdam. Se encuentran disponibles copias de esta presentación solicitándolas a la autora: (gemma.oberth@gmail.com). También se encuentran disponibles copias de la encuesta ITPC-MENA solicitándolas al Director Regional de ITPC-MENA, Mohamed Msefer: (mohamed.msefer@itpcmena.org).