Also available in: English

Esta fue la opinión del Enviado Especial del Secretario General de Naciones Unidas para VIH en el Caribe, Dr. Edward Greene, quien habló desde Durban, Sudáfrica, donde se están reuniendo más de 18,000 científicos, profesionales, y miembros de la sociedad civil en la 21va. Conferencia Internacional sobre el SIDA.

El Dr. Greene hacía referencia al reciente informe Brecha en la Prevención 2016, emitido por el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONUSIDA) justo antes de que empezara la Conferencia el 18 de julio. Dicho informe muestra que después de años de disminución constante, el Caribe experimentó un aumento de nueve por ciento en nuevas infecciones entre el 2010 y el 2015, y que solamente Europa del Este y Asia Central con una tasa de 57 por ciento tenían un aumento mayor.

Las estadísticas del Caribe se compararon con un aumento de dos por ciento en Latino América, tres por ciento en Asia y el Pacífico, cuatro por ciento en Oriente Medio, Africa del Norte, Africa Oriental y Meridional durante el mismo periodo. En Europa Occidental y Central, Norte América y Africa Central y Occidental ha habido disminuciones marginales en nuevas infecciones.

Profundizando sobre la situación del Caribe, el Dr. Greene dijo que era necesario un análisis exhaustivo de las causas y la dirección de la brecha en prevención. Basado en su cercano monitoreo de los desarrollos en la región, identificó las causas posibles como: atención inadecuada para toma de pruebas y tratamiento, incluyendo análisis tardío de personas con VIH; falta de centros de atención y disminución en las tasas de retención para atención de las personas con la infección.

Mencionó que esto se agravaba por equidad en el acceso a la atención, especialmente para las poblaciones vulnerables incluyendo hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales, personas transgénero, personas que se inyectan drogas y prisioneros.

Caricom Hoy