Also available in: English

Larson Moth Global Fund Observer

En octubre de 2016, la Junta del Fondo Mundial aprobó 56,6 millones de dólares de Estados Unidos para seis subvenciones surgidas de notas conceptuales que fueron presentadas por cuatro países. De los 56,6 millones de dólares, 37,2 millones representaban dinero nuevo; el saldo era financiamiento existente que había sido aprobado antes del nuevo modelo de financiamiento (NFM por sus siglas en inglés), pero que se incluyó en las asignaciones de los NFM a los países y una subvención regional. La Junta estaba actuando sobre las recomendaciones del Comité de Aprobación de las Subvenciones (CAS) y el Panel de Revisión Técnica (PRT).

La Junta otorgó 3,9 millones en fondos de incentivos e incorporó iniciativas por valor de 2,9 millones al registro de la demanda de calidad no financiada. Ver la tabla para más detalles.

Tabla: Financiamiento de subvenciones por países aprobadas por el Fondo Mundial, agosto 2016 ($ millones)

País

(componente)

Nombre de la subvención Receptor

principal

Financiamiento aprobado
Existente Nuevo Total
Angola (TB/RSSH) AGO-T-MOH Ministerio de Salud 6,6 m 13,5 m 20,1 m1
Ecuador (HIV) ECU-H-KIMI Corporación Kimirina 2,3 m 3,4 m 5,7 m
ECU-H-MCDS MCDS 1,6 m 0,0 m 1,6 m
Guinea-Bissau (HIV) GNB-H-SNLS SNLS 8,9 m 5,3 m 14,2 m
Kenia (malaria) 2 KEN-M-AMREF AMREF 0,0 m 2,8 m 2,8 m
KEN-M-TNT Tesorería Nacional 0,0 m 12,2 m 12,2 m
TOTALES 19,4 m 37,2 m 56,6 m

El otorgamiento a Guinea-Bissau fue realizado en euros, los cuales hemos convertido a dólares estadounidenses a una tasa de 1,0984.

1 El monto otorgado a Angola incluye 3,9 millones en fondos de incentivos. Además, fueron añadidos 2,9 millones al registro de demanda de calidad sin fondos.

2 Esto fue una subvención reducida que había recibido financiamiento previo.

El mayor otorgamiento fue para Angola (20.1 millones para el VIH / RSSH).

El balance de este artículo proporciona un resumen de los comentarios del CAS sobre las concesiones de financiamiento.

 

Angola (TB/RSSH)

La carga de TB en Angola es elevada, con una tasa de incidencia de 370 por cada 100.000 y una tasa de prevalencia de 490 por cada 100.000 en 2014. La tendencia de las notificaciones de casos para todas las formas de tuberculosis muestra un aumento progresivo de 2007 a 2013, pero las tasas de detección de casos de tuberculosis siguen siendo bajas. Los objetivos de los programas financiados por el Fondo Mundial en Angola son:

  • apoyar la ampliación de notificaciones de casos para todas las formas de TB a 72.685 casos en 2017 y 77.774 en 2018;
  • proporcionar las necesidades de tratamiento y de equipos de diagnóstico para la tuberculosis multirresistente en coordinación con el Gobierno de Angola;
  • fortalecer el sistema de vigilancia epidemiológica de rutina, el sistema de información sanitaria y el seguimiento y la evaluación del programa;
  • fortalecer los sistemas nacionales de adquisiciones, almacenamiento y suministro;
  • aumentar la tasa de éxito del tratamiento de los casos de tuberculosis bacteriológicamente confirmados de 66.2% en 2014 a 85% en 2018;
  • disminuir el porcentaje de casos de tuberculosis resistente a fármacos iniciados en el tratamiento de la tuberculosis multirresistente que se perdieron en el seguimiento después de seis meses, de 12,8% en 2014 a 4% en 2018; y
  • aumentar la proporción de sistemas de información de gestión de la salud u otras unidades de información de rutina que presenten informes oportunos de acuerdo con las directrices nacionales de 45,1% en 2015 a 100% en 2018.

En su informe, la Secretaría del CAS identificó varios riesgos importantes para los programas de Angola y ha puesto en marcha las siguientes medidas de mitigación para contrarrestar la endeble capacidad de gestión del programa y la mala absorción y riesgo de trastornos del tratamiento debido a una debilidad en el sistema nacional de almacenamiento y cadena de suministro. Para el primero, se está estableciendo una unidad de apoyo técnico para brindar asistencia técnica, fortalecer la capacidad e impulsar la ejecución de las nuevas subvenciones implementadas por el Ministerio de Salud, para reemplazar la unidad de gestión de programas existente con la ayuda de un equipo de transición. Para lo segundo, los productos financiados por el Fondo Mundial se distribuirán utilizando un proveedor de servicios del sector privado que también almacena y distribuye productos de salud para el VIH financiados por el Fondo Mundial, con el fin de asegurar su entrega a los usuarios finales en las instalaciones de los beneficiarios.

Además, se constató que la mala calidad de los datos sobre tuberculosis era un problema y era necesario proporcionar una asistencia técnica a largo plazo al programa nacional contra la tuberculosis a lo largo de la duración de la subvención, particularmente para el Tratamiento directamente observado (DOT) basado en la comunidad, el fortalecimiento de los diagnósticos, la tuberculosis multirresistente, y servicios integrados de TB / VIH. El presupuesto de la subvención incluye fondos para capacitar a los funcionarios de coordinación de tuberculosis a nivel provincial en las 18 provincias que supervisan la evaluación y el análisis estadístico. El informe indicó que esto sería reforzado periódicamente mediante la supervisión rutinaria para asegurar el refuerzo de la capacidad y mejorar los procesos de toma de decisiones.

El CAS señaló que el programa de lucha contra la tuberculosis de Angola no cuenta actualmente con un sistema de notificación a nivel comunitario y que la integración de los datos a nivel comunitario recogidos por los trabajadores de salud comunitarios aun está en discusión. Para corregir esto, el Ministerio de Salud integrará los indicadores DOT basados en la comunidad en el nuevo marco nacional de monitorización y evaluación de la tuberculosis y el programa nacional de tuberculosis validará las herramientas de presentación de informes en todos los niveles.

De particular interés es que el informe menciona una investigación realizada por la Oficina del Investigador General (Office of the Investigator General – OIG) en la que se identificaron 4 millones de dólares de gastos no subvencionables por parte del Ministerio de Salud en 2013 en el marco del programa de lucha contra la malaria, que son recuperables mediante fraude de adquisiciones. Hasta la fecha, se han recuperado 2,8 millones y, a fin de evitar que se produzcan este tipo de fraudes en el futuro, se están aplicando nuevas medidas para la utilización de los fondos del programa, que incluye la contratación de un agente fiscal financiado por el Ministerio de Salud, y una provisión para que un agente fiscal supervise la gestión financiera y la adquisición de bienes y servicios no relacionados con la salud.

Mientras tanto, las autoridades del país han arrestado y acusado a los funcionarios implicados y se están llevando a cabo procesos penales. Se ha incluido el pago de los 1,2 millones restantes como condición en la nueva subvención para malaria, y la Secretaría seguirá comprometiendo al Gobierno de Angola en este tema.

El total de los compromisos financieros nacionales de Angola para tuberculosis asciende a 14,4 millones, lo que representa el 59% de los recursos totales disponibles para el próximo período de ejecución. El presupuesto de 2016 refleja un aumento del 24% en salud. Se han creado líneas presupuestarias específicas para tuberculosis para realizar un seguimiento de los gastos. El gobierno ha provisto un compromiso escrito de adquirir todos los medicamentos de primera línea contra la tuberculosis y otros productos sanitarios para la tuberculosis, así como la absorción de los costos asociados con los medicamentos de segunda línea contra la tuberculosis para diciembre de 2018. En el informe se indica que todas las adquisiciones serán supervisadas de cerca por la Secretaría.

El CAS realizó numerosas recomendaciones como resultado de sus conclusiones. En resumen, el CAS pidió a los socios que inviertan en un diálogo de alto nivel para asegurar un aumento sostenido y el cumplimiento de los compromisos financieros internos para la salud, con referencia específica al programa de tuberculosis y la construcción de sistemas resistentes y sostenibles para la salud, destacando también la necesidad de la colaboración de los asociados para asegurar un apoyo técnico a largo plazo al país.

 

Ecuador

La epidemia de VIH en Ecuador se concentra en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y mujeres transgénero, con las tasas de prevalencia de 11% y 31,9%, respectivamente, en las zonas urbanas. El objetivo del programa respaldado por el Fondo Mundial es contribuir al logro de los objetivos 90-90-90 mediante la intensificación de la prevención del VIH y la reducción de las barreras de acceso a los servicios para las poblaciones clave en Ecuador.

El programa propuesto incluye objetivos tales como el aumento de la edad de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres que pueden obtener un paquete definido de servicios de prevención del VIH de hasta el 95% en 2019 en las 8 regiones prioritarias a través de las intervenciones gestionadas por el receptor principal de la sociedad civil y aumentando el % de edad de las personas transexuales a las que se llega con un paquete definido de servicios de prevención del VIH de hasta el 92% en 2019 en las 8 regiones prioritarias a través de las intervenciones gestionadas por el receptor principal de la sociedad civil.

 

Guinea-Bissau

El objetivo del programa respaldado por el Fondo Mundial es ayudar al país a iniciar su transición hacia una sociedad próspera y solidaria que garantice el acceso universal a los servicios de prevención del VIH y tratamiento del SIDA. Las estrategias y actividades específicas del contexto para apoyar este objetivo incluyen asegurar servicios esenciales de prevención para poblaciones clave con mayor riesgo de exposición e infección de VIH; proporcionar una continuidad de servicios esenciales para adultos y niños que viven con VIH según sus necesidades específicas, y proporcionar información estratégica, completa y fiable sobre las tendencias epidemiológicas para la toma de decisiones y la asignación de recursos.

Con respecto a los objetivos de la programación propuesta, el informe indica que el programa tiene la intención de “aumentar el porcentaje de adultos y niños con VIH que se sabe están en tratamiento 12 meses después de iniciar el tratamiento antirretroviral del 73,6% en 2014 al 81% en 2017, aumentar el porcentaje que se alcanza de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres con un paquete definido de servicios de prevención del VIH de 35,7% en 2015 a 78% en 2017, y aumentar al 100% la proporción de los informes esperados de las instalaciones recibidos durante el período de presentación de informes para 2017.”

 

El informe afirma que el Fondo Mundial financia el 100% de todos los costos de recursos humanos de la Secretaría Nacional del SIDA (National AIDS Secretariat), el receptor principal. “A fin de alcanzar el objetivo de aumentar la apropiación y sostenibilidad de los países,” comentó el CAS, “en el acuerdo de subvención se ha incluido la condición de que antes de diciembre de 2016 se deberá presentar un plan de nivel de recursos humanos y de sostenibilidad, con la contribución mínima del gobierno, para cubrir el salario del secretario ejecutivo of la Secretaría Nacional del SIDA para diciembre de 2017”.

Según el CAS, antes de la firma de las subvenciones en el período de asignación de 2014 a 2016, los incentivos para el desempeño de un número seleccionado de funcionarios a nivel de sub-receptores y de ejecución habían sido mal alineados a través de las subvenciones activas del Fondo Mundial en Guinea-Bissau. Con el fin de armonizar los niveles de complemento a través de las subvenciones, y con el objetivo final de eliminarlos gradualmente, el MCP presentó una propuesta de complementos estandarizados para todas las subvenciones. El CAS dijo que el Fondo Mundial ha aprobado este plan y que estará vigente hasta diciembre de 2017, después de lo cual ya no se pagarán incentivos. El CAS señaló que el nuevo plan de incentivos que está aplicando se basa en el desempeño.

El PRT examinó inicialmente la subvención para el VIH de Guinea Bissau en Window 8 en noviembre de 2015, y encontró que no estaba totalmente estratégicamente enfocado y que carecía de un análisis completo de dicha epidemia. Sin embargo, debido al difícil entorno operativo en Guinea Bissau y a la débil capacidad del sistema de salud, el PRT aplicó flexibilidades y un enfoque diferenciado a la gestión de la nota conceptual de Guinea Bissau, tomando la decisión de recomendar que se procediera a la concesión de subvenciones en lugar de volver al CCM para presentarla otra vez. El PRT pidió que el solicitante revisara las prioridades estratégicas para centrarse en las intervenciones prioritarias clave y de alto impacto, incluyendo poblaciones clave en línea con la epidemia del VIH y el contexto del país y desarrollar un plan para llevar a cabo un estudio biológico y de comportamiento entre las poblaciones clave y validar las estimaciones del tamaño de las mismas y los puntos o mapas geográficos de mayor concentración de la epidemia para ayudar a orientar la futura dirección de la respuesta nacional y, por último, desarrollar un plan de tiempo limitado, con presupuesto asociado, para fortalecer el sistema de gestión de la adquisición y la cadena de suministro que se aplicará durante la ejecución de la subvención.

 

Kenia

Se autorizaron subvenciones para el programa de lucha contra la malaria en Kenia que tuvieran una duración de subvención reducida hasta el 30 de junio de 2017 para KEN-M-AMREF y KEN-M-TNT. Con el fin de continuar la ejecución hasta el 31 de diciembre de 2017 y mantener el alcance y la escala de los servicios esenciales de malaria en 2017, el CAS ha recomendado la extensión de las subvenciones reducidas para la malaria de Kenia.

En su revisión del programa de malaria de Kenia, el PRT, el CAS y la Junta plantearon varias preocupaciones que fueron abordadas por el solicitante. El Receptor Principal elaboró un plan de mitigación del riesgo para abordar los desafíos derivados de la desconcentración, incluyendo directrices para mejorar la rendición de cuentas y el uso eficiente de los recursos a nivel nacional y de condado. La implementación de este plan está actualmente en marcha.

Para hacer frente a las preocupaciones sobre el pago de incentivos a los trabajadores sanitarios de la comunidad, el Departamento de Estrategia de Salud Comunitaria del Ministerio de Salud dirigirá el proceso de desarrollo de un plan de sostenibilidad en el que participarán el programa de malaria y los condados. El Ministerio de Salud trabajará en conjunto con los actores clave para asegurar que los condados asuman el control. Con este fin, el condado de Siaya ya se ha hecho cargo de estos pagos y la Secretaría anticipa que los otros condados asumirán gradualmente esta función.

Además, una iniciativa especial de 500.000 dólares concedida por la Fundación Bill y Melinda Gates financiará talleres de impacto y actividades de sensibilización con parlamentarios, ejecutivos del condado y la participación activa de la Secretaría, para fomentar un mayor financiamiento interno y colocar más fondos en el condado y en los presupuestos nacionales de salud.

El gobierno de Kenia ha contribuido fondos de contrapartida y la disposición a pagar de los últimos dos ejercicios consecutivos de 2015 a 2016 y de 2016 a 2017 ha sido de 26 millones dólares y 28 millones, respectivamente, de los cuales se comprometieron aproximadamente 6 millones para financiar el componente de malaria para la adquisición de productos básicos de salud. El Gobierno parece comprometido a aumentar la proporción de la salud en el gasto total del gobierno y está en proceso de implementar una serie de iniciativas para mejorar el financiamiento interno y abordar las deficiencias de financiamiento de los programas de salud.

Otros componentes de la enfermedad con períodos de implementación de subvención reducida para los cuales la Junta aún no ha aprobado el financiamiento son: Kenia malaria, Mozambique Malaria, Mozambique VIH, Sudán Malaria, Tanzania VIH, Uganda Malaria, Uganda VIH, Zimbabue Malaria, Congo (República Democrática) Malaria, Nigeria Malaria, y Ghana Malaria.

 

La información contenida en este artículo proviene del informe del Comité de Aprobación de Subvenciones de la Secretaría a la Junta (GF-B35-ER12). Este documento no se encuentra disponible en la página web del Fondo Mundial.