Also available in: English

Fuente: lacfondomundial.org

Los miembros del Grupo Asesor Estratégico (SAG) de la OMS sobre erradicación de la malaria se reunieron recientemente en Ginebra para revisar y definir el flujo de trabajo establecido para el próximo periodo de dos años. El ámbito de trabajo propuesto es transversal y abarca una amplitud de dominios en las materias biológica, técnica, financiera, socioeconómica, política y ambiental.

En el curso de los dos días de reunión, los miembros del grupo asesor revisaron las áreas de trabajo enfocándose en la rentabilidad de la erradicación de la malaria y los requerimientos de los sistemas de salud para la erradicación. Trataron, entre otros temas, los abordajes de la movilización comunitaria, las estrategias de erradicación en escenarios de alta transmisión y los riesgos que podrían desviar los planes de finalizar la malaria, como puede ser el cambio climático y los disturbios civiles. La agenda de investigación sobre malaria y la vía de desarrollo para nuevas herramientas fueron otras áreas clave de debate.

Declaración de posición de la OMS

En la reunión inaugural del Grupo Asesor Estratégico (SAG, por sus siglas en inglés) en agosto de 2016, los miembros acordaron el desarrollo de una declaración de posición para que la OMS esclarezca la terminología actual sobre “eliminación” y “erradicación” de malaria y confirme el compromiso a largo plazo de la organización para erradicar la malaria. La declaración fue desarrollada en el último otoño europeo y será revisada por la Junta Ejecutiva de la OMS en mayo de 2017, después de la Asamblea Mundial de la Salud.

Durante la reciente reunión del SAG el 16 y 17 de febrero, el Dr. Ren Minghui, director general adjunto para VIH-sida, tuberculosis, malaria y enfermedades tropicales desatendidas agradeció a los miembros del grupo asesor por su relevante trabajo y expresó que “El documento de posición hace un excelente trabajo esclareciendo el innegable apoyo de la OMS al objetivo de erradicación, mientras otorga a este grupo de trabajo el espacio y tiempo para hacer una recomendación que considere adecuadamente los elementos necesarios para alcanzar ese objetivo.”

Avances en la lucha contra la malaria

El Dr. Pedro Alfonso, director del Programa Mundial de Malaria de la OMS, compartió con los miembros del SAG las últimas estimaciones mundiales y tendencias del Informe Mundial de Malaria 2016 (World Malaria Report 2016), incluyendo un 41% de reducción en los casos de incidencia de malaria y un 62% de descenso en las tasas de mortalidad desde el año 2000. Diecisiete países han logrado tener cero casos autóctonos desde el año 2000. De acuerdo con el informe reciente de la OMS, 21 países se encuentran en posición de eliminar la malaria en 2020.

Destacó que esta historia exitosa en la salud pública fue el resultado de ampliar masivamente las herramientas centrales de control del vector en países endémicos –fundamentalmente el uso de mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración, y en menor extensión la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual– sumado a la introducción y despliegue a gran escala del test de diagnostico rápido y terapias basadas en la combinación con artemisina.

Además agregó que el lanzamiento de las estrategias de tratamiento preventivo, como la terapia preventiva intermitente (ITPp) y la quimio-prevención estacional de la malaria, están haciendo una diferencia mensurable en reducir la carga de malaria entre los grupos en riesgo.

La agenda inconclusa

A pesar de los significativos logros en la lucha contra la malaria, quedan grandes brechas en la cobertura de programas y deben acelerarse los progresos hacia los objetivos clave mundiales. “A pesar del enorme progreso, nosotros tenemos una inmensa agenda inconclusa”, dijo el Dr. Alfonso. Solo en 2015 hubo 429.000 muertes por malaria y 212 millones de nuevos casos de la enfermedad.

La Estrategia Técnica Mundial para la Malaria (GTS, por sus siglas en inglés) exige una reducción del 40% en la incidencia de los casos de malaria y mortalidad para 2020. Menos de la mitad de los 91 países con transmisión de malaria están en la vía a alcanzar estos hitos cruciales. Alcanzar los objetivos del GTS hacia 2020 requerirá un fuerte financiamiento, particularmente con fuentes nacionales. En 2015, el financiamiento total para malaria fue de USD 2.900 millones, representando solo el 45% del hito de financiamiento del GTS para 2020, dijo el Dr. Alfonso.

Recordó las lecciones aprendidas de los años ‘70, cuando debido a los fuertes recortes en el financiamiento internacional hubo serias consecuencias. “¿Qué ocurre cuando se quita el pie del acelerador? La historia ha demostrado que la malaria aparece con una gran recuperación de venganza”, advirtió el Dr. Alfonso.

Próximos pasos

Luego de dos días de deliberaciones, los miembros del SAG acordaron que algunas de las áreas de trabajo propuestas (abajo) necesitan ser consolidadas y refinadas con mayor profundidad. Los miembros del grupo asesor adoptarán los diferentes flujos de trabajo de este año y se reunirán nuevamente en otoño para informar sobre los progresos.

Áreas de trabajo propuestas

1) Rentabilidad de la erradicación de la malaria
Evaluar el potencial de la erradicación de la malaria para contribuir a aliviar la pobreza, reducir la inequidad económica, incrementar los resultados económicos, proveer beneficios colaterales a la agricultura y la sociedad y mejorar la salud.

2) Fortalecimiento de los sistemas de salud para apoyar la erradicación de la malaria y usar las estrategias de erradicación de la malaria para mejorar los sistemas de salud
Integración de otros programas de salud en estrategias de erradicación de la malaria; fortalecer la vigilancia de otras enfermedades a través de una plataforma de erradicación; comprometer al sector privado en la erradicación.

3) La estrategia para alcanzar la erradicación en áreas de alta transmisión
Actualmente las áreas de alta transmisión, particularmente aquellas con recursos limitados o áreas de conflicto, son las áreas donde será más difícil la erradicación de la malaria. Identificar las áreas y desarrollar una estrategia para acelerar la desaparición.

4) Riesgos potenciales que pueden amenazar o retrasar la erradicación
Modelando y analizando riesgos probables o potenciales de amenaza que pueden cambiar las suposiciones básicas sobre las cuales se hizo el caso de erradicación, incluyendo cambio climático o ambiental, amenazas biológicas, emergencias complejas, riesgos operacionales, etc.

5) Poblaciones que pueden estar en riesgo de malaria en el futuro
Combinando previsiones de tendencias en el crecimiento de la población, migración, desarrollo, urbanización y cambio climático, podemos determinar si existen nuevas poblaciones que pueden estar en riesgo de malaria en el futuro que no están siendo tenidas en cuenta actualmente, o contrariamente, si existen poblaciones en las cuales el riesgo probablemente decline.

6) Movilización de las comunidades para tener autonomía en la erradicación y comunicar potenciales beneficios de la erradicación de la comunidad
Estrategias de comunicación a nivel de la comunidad, nacional y mundial, modelos de otras enfermedades de integración del liderazgo, abogacía y asociación; estrategias de movilización comunitaria.

7) Modelos de financiamiento para la erradicación
Proponer modelos de financiamiento, incluyendo la potencial participación del sector privado.

8) Lecciones aprendidas de esfuerzos de erradicación previos
Revisar la Agenda de Investigación de Erradicación de la Malaria (maIERA) y sus documentos y analizarlas experiencias con viruela, gusano de Guinea, oncocercosis, polio y esfuerzos previos en malaria.

Traducción propia del comunicado en inglés de la OMS.