Negociaciones para ayudar a las ONG venezolanas a encarar el desaceleramiento de la crisis humanitaria.

Also available in: English

Fuente: aidspan.org

Autor: Diego Postigo

No ha habido ningún anuncio público de ninguna de las partes.

Ha transcurrido más de un mes desde el intercambio de cartas entre el Fondo Mundial y la Red Venezolana de Personas Positivas (RVG+) respecto a lo que la sociedad civil venezolana describe como ¨crisis humanitaria.¨ Muy poco ha sucedido en el ínterin, por lo menos nada que podamos informar públicamente. Muchas de las personas y organizaciones en Latino América con las que Aidspan ha conversado fueron reacias a hacer comentarios, incluso extraoficialmente.

En su carta del 2 de febrero a RVG+ (ver GFO article), el Fondo Mundial ofreció ¨considerar cualquier pedido de ayuda de asociados que estén liderando en la respuesta [i OPS y ONUSIDA] para:

  • acceso a precios competitivos para la adquisición de emergencia de productos básicos, lo que podría apoyar una respuesta a corto plazo respecto a productos básicos esenciales para VIH, TB y malaria,
  • apoyo de largo alcance a través de un subsidio plurinacional para malaria, para proporcionar apoyo en el manejo de las consecuencias regionales de las tasas de malaria en aumento en Venezuela, y
  • otras necesidades que el Fondo Mundial puede atender dentro de nuestro mandato y recursos.”

La carta del Fondo Mundial parecía reconocer que las personas venezolanas que viven con VIH, TB y malaria se encuentran en una situación excepcional, merecedoras de medidas excepcionales. Sin embargo, en el periodo desde que la carta fue enviada, ninguna de las partes involucradas ha hecho algún anuncio público.

Un vocero de la Secretaría del Fondo Mundial dijo a Aidspan, que el fondo está a la espera de que ONUSIDA y OPS tomen la iniciativa.

Un vocero de ACCSI, ONG venezolana, dijo a Aidspan que la crisis de salud en ese país incluye la falta de stock de más de 80 medicamentos esenciales, tanto en instalaciones de salud públicas como privadas, que van desde las recetas más básicas hasta el tratamiento para infecciones oportunistas como la TB, cáncer y otras. Un artículo en  The Guardian describió una deplorable mirada interna del sistema de salud a finales del año pasado – hospitales que carecen de los suministros más básicos, posponiendo o negando a los pacientes incluso tratamientos simples, e indicadores de salud tales como mortalidad materna e infantil subiendo a niveles desconocidos en el país por décadas. La difteria ha regresado a Venezuela, después de que el país fue el primero en erradicarla en la región.

En Venezuela, los antirretrovirales (ARC) se han adquirido en los últimos cuatro años a través de un mecanismo conjunto de compra proporcionado por OPS denominado ¨Fondo Estratégico¨. RVG+ dijo a Aidspan que la compra de ARV para 2017 empezó oportunamente en diciembre 2016, pero que el proceso fue interrumpido por el recientemente nombrado Ministro de Salud en enero. De no proceder esta compra, el país podría experimentar una escases masiva de ARV en el primer semestre de este año.

Según ACCSI, la explicación oficial para interrumpir el proceso de adquisición se debió al deseo del nuevo ministro de revisar la legalidad y transparencia del proceso. Sin embargo, se especula que las consideraciones macroeconómicas podrían estar detrás de esta decisión. Después de la caída de los precios del petróleo, la economía del país se contrajo dramáticamente en los últimos años ( 5.7% en 2015 y en el rango de 8% – 18.6% en 2016, según cifras supuestamente filtradas del Banco Central). La inflación en 2016 se estimó entre 500% a 700% de acuerdo con varias fuentes. El presupuesto disponible para la compra de medicamentos y otros productos para la salud, podría haber perdido una parte importante de su valor en monedas extranjeras, haciendo que sea imposible proceder con el proceso de adquisiciones.

Aidspan entiende que se están llevando a cabo negociaciones entre el gobierno venezolano y las oficinas nacional y regional de ONUSIDA y OPS para determinar el mejor uso de los mecanismos existentes que ofrece el Fondo Mundial. Sin embargo, pareciera que también se están explorando otras soluciones. Estas soluciones podrían involucrar:

  • apoyo para la mejora y optimización de las directrices de tratamiento, para garantizar una estandarización de esquemas que permitirían al gobierno comprar el tratamiento de calidad al precio más bajo, reduciendo el número de esquemas diferentes y permitiendo compras a gran escala a precios más bajos,
  • uso de mecanismos internacionales de compra provistos por el Fondo Estratégico que podrían ayudar a reducir significativamente el precio y aumentar la disponibilidad del tratamiento para VIH, TB y malaria, así como también otros productos básicos para la salud. Estos mecanismos tendrían un papel importante en una situación  declarada oficialmente como ¨estado de emergencia económica¨, y
  • mayor participación de la sociedad civil en la respuesta al VIH, que podría mejorar el acceso a bienes y servicios para personas que viven con VIH.

Este es el primer artículo de GFO escrito por Diego Postigo, nuestro nuevo corresponsal para Latino América y el Caribe. Pueden contactar a Diego en  diego.postigo@gmail.com