Also available in: English

Fuente: gnpplus.net

10 Oct 2019

LYON, FRANCE – La Red Global de Personas Viviendo con VIH (GNP+) felicita al Fondo Mundial por recaudar $13.92 mil millones de dólares en la 6ª reposición de hoy, con el compromiso de recaudar otros $100 millones de dólares antes de que termine el año. Esta es la mayor cantidad de fondos recaudados para el Fondo Mundial en su historia.

¿Pero es tiempo de celebrar? Nosotros no lo pensamos así.

El monto objetivo calculado para la sexta reposición de $14 mil millones de dólares se basó en el supuesto de que habría un aumento del 48% en los recursos nacionales disponibles en los países elegibles para el Fondo Mundial durante el ciclo de subvención. Más allá de la cantidad aparentemente difícil de alcanzar de un aumento a $15 mil millones de dólares en la movilización de recursos internos, también hay preguntas respecto a sí los países invertirán sus recursos en las intervenciones sanitarias adecuadas que estén respaldadas mediante evidencia?

El Fondo Mundial es fundamental para financiar servicios y programas dirigidos por comunidades y poblaciones clave, incluidas las poblaciones clave que viven con VIH. Sin embargo, muchos gobiernos de países implementadores aún no están dispuestos a financiar programas relacionados con poblaciones clave. Las inversiones del Fondo Mundial en sí mismas no son suficientes para sostener estos programas críticos que salvan vidas y, desafortunadamente, no hay una solución mágica para los recursos sostenibles disponibles, excepto para los donantes y los gobiernos implementadores para dar un paso adelante y enfrentar su propio miedo político al invertir en programas y servicios para la población clave. Intensificar la lucha no solamente incluye aumentar los recursos disponibles, sino también poner esos recursos en intervenciones que generen un impacto sostenible: intervenciones dirigidas por la comunidad que promuevan y protejan los derechos a la salud y mejoren la calidad de vida.

También alentamos al Fondo Mundial a ser más ambicioso al invertir en intervenciones basadas en evidencia que puedan acelerar sus avances para alcanzar su misión. Las tendencias políticas, tales como la cobertura universal de salud y la ambición hacia la salud para todos, deben considerarse como oportunidades para mejorar la calidad de la respuesta a las tres enfermedades y ampliar aún más las intervenciones existentes

“El objetivo de $14 mil millones de dólares era el mínimo necesario para que el Fondo Mundial alcanzara sus propios objetivos estratégicos, pero no para alcanzar los planes globales para el VIH, la tuberculosis y la malaria. Sabemos que necesitamos cerca de $18 mil millones de dólares para las respuestas al VIH, la tuberculosis y la malaria. Aunque lo que tenemos puede no ser suficiente, necesitamos usar los fondos comprometidos hoy para poner la máxima atención en la etapa final y priorizar a los grupos más marginados, incluidas las personas que viven con VIH y las poblaciones clave, como las trabajadoras sexuales, las personas que usan drogas, las personas transgénero y hombres que tienen sexo con hombres», dijo Rico Gustav, Director Ejecutivo de GNP+.

Esta sexta reposición se lleva a cabo en tiempos difíciles en los que la lucha por el poder geopolítico parece alejarse del espíritu del multilateralismo y el conservadurismo domina el escenario político mundial y polariza la política interna tanto en los países donantes como en los países implementadores. Al mismo tiempo, la brecha de las condiciones de vida se está ampliando en algunas partes del mundo debido al lento avance hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Creemos que el financiamiento íntegro del Fondo Mundial, un mecanismo de financiamiento centrado en las tres enfermedades que ayude a redistribuir recursos entre y dentro de las naciones, catalizará el avance necesario para lograr la salud para todos. Al asegurarse de que los grandes costos de las enfermedades se aborden adecuadamente mediante la inversión adecuada de recursos, los sistemas de salud tendrán espacio y oportunidades para mejorar realmente la calidad de vida de las personas que viven con VIH y las poblaciones clave.

Solo celebraremos una vez que hayamos recorrido la distancia necesaria para que todas las personas que viven con VIH y las poblaciones clave tengan una buena calidad de vida, comenzando con priorizar el último tramo primero.