Also available in: English

Fuente: aidspan.org

Autora: Adèle Sulcas

El panel identificó “avances generales en las solicitudes de financiamiento”
para este periodo y da recomendaciones para cinco áreas

El Panel de Revisión Técnica (PRT) del Fondo Mundial ha publicado un informe de 35 páginas en el sitio web del Fondo Mundial con el fin de ofrecer apoyo en cuanto al contenido a los países que están desarrollando sus solicitudes de financiamiento para el próximo ciclo de asignación. El informe está basado en las observaciones que hizo el panel durante el ciclo de financiamiento 2017-2019, en el que se recibieron 225 solicitudes de países de forma individual y 30 solicitudes multipaís. El núcleo del informe, que resume las tendencias clave y las lecciones aprendidas, son las recomendaciones del PRT respecto a las solicitudes de financiamiento para cada una de las tres enfermedades y para los sistemas de salud resilientes y sostenibles.

Ahora que se confirmó la cifra de US$ 14,02 mil millones como monto total disponible para el próximo ciclo de financiamiento del Fondo Mundial (después de la Sexta Conferencia de Reposición de Fondos en octubre), la Junta Directiva asignará fondos para el periodo 2020-2022 en su siguiente reunión en Ginebra el 14 y 15 de noviembre.

Avances hasta la fecha

El informe del PRT describe “una mejora general” en las solicitudes de financiamiento, señalando que la mayoría de las solicitudes de financiamiento se basaban en Planes Estratégicos Nacionales (PEN) o Planes Nacionales de Salud (PNS) para enfermedades específicas y con costos ya presupuestados. El panel también identificó algunas mejoras en el uso de la información para dirigir las intervenciones hacia las poblaciones clave, que las solicitudes abordaban con mayor frecuencia las preocupaciones de los sistemas de salud y que “varias solicitudes” prestaron mayor atención a la sostenibilidad financiera.

Panorama general del ciclo de asignación 2017-2019

En la sección de panorama general del informe, el PRT detalla la cantidad y el tipo de solicitudes por país recibidas, en el contexto del “enfoque diferenciado” implementado en el ciclo de asignación 2017-2019. El enfoque diferenciado fue una respuesta frente a las lecciones aprendidas en el periodo de asignación 2014-2016, a lo que el PRT le llama “un cambio esencial”. Este cambio permitió que las solicitudes de financiamiento “flexibles y a la medida” por país estén alineadas con las necesidades y el contexto del país en específico. El PRT indicó que el enfoque diferenciado hace posible que los solicitantes preparen solicitudes de financiamiento apropiadas de manera más eficiente, lo que, en teoría, les permite tener más tiempo y más recursos para la implementación de la subvención en sí.

Del enfoque diferenciado se desprenden tres categorías principales de material para las solicitudes:

  1. Solicitud de revisión total (hubo 50 en el ciclo 2017-2019)
  2. Revisiones de continuación del programa (hubo 93)
  3. Revisiones a la medida (hubo 82)

Esta sección finaliza explicando cómo el PRT evaluó el enfoque estratégico de las subvenciones y cuáles fueron los criterios de revisión que utilizó el panel para calificar la solidez técnica de las solicitudes.

El PRT da recomendaciones en cinco áreas que “representan algunas limitaciones para lograr alcanzar los objetivos estratégicos del Fondo Mundial”, indica el informe.

Preocupaciones generales y mensajes y prioridades clave relacionadas

Si bien reconoció el progreso alcanzado, el informe del PRT identificó “muchas áreas de preocupación crítica”. En la sección 3.1 del informe, el PRT explica el contexto de forma detallada y luego da recomendaciones para cada una de las cinco áreas que “representan algunas limitaciones para lograr alcanzar los objetivos estratégicos del Fondo Mundial”, señala el informe. (Gran parte del informe trata cada uno de los cuatro objetivos estratégicos, que no incluiremos en este artículo).

Las siguientes cinco áreas de preocupación conforman la parte central del informe:

  1. Mejorar la definición de prioridades
  2. Mayor enfoque en la prevención y la reducción de incidencia
  3. Fortalecer la programación transversal de los sistemas de salud resilientes y sostenibles
  4. Fortalecimiento de los sistemas comunitarios
  5. Sostenibilidad y transición

Estos asuntos están interrelacionados, señala el informe, pero merecen recomendaciones específicas por separado.

Observaciones y recomendaciones seleccionadas del informe del PRT

El contenido sumamente detallado de cada preocupación general es muy largo para presentarlo de manera adecuada en este artículo, por lo que incluimos una muestra de algunas de las percepciones del PRT que ayudan a informar sobre las recomendaciones detalladas.

Solicitudes de financiamiento revisadas durante este periodo:

  • Mostraron avances respecto a los compromisos con la movilización de recursos internos y la sostenibilidad, así como a la preparación de los países para la transición.
  • Reflejaron “la potencial fragilidad de los programas para mantener ganancias” y los desafíos para ampliar y mejorar la calidad de los programas.
  • Reflejaron “un cambio en el rol de la inversión del Fondo Mundial”, tras el estancamiento o reducción de los recursos del Fondo Mundial, por lo que cubrieron una menor proporción de los programas respectivos contra las enfermedades por país.
  • No brindaron “una base adecuada para priorizar las intervenciones”: para el PRT fue difícil entender por qué los países tomaron ciertas decisiones para la inversión, incluso cuando había información disponible que proporcionaba sólidas pruebas sobre la dirección del programa y las estrategias de inversión.
  • No “transmitían una sensación de atrevimiento, innovación o ambición para definir metas o diseñar intervenciones” para fortalecer la prevención y reducir la incidencia de las enfermedades.
  • Casi nunca propusieron actividades para fortalecer los sistemas comunitarios “que son integrales y lo suficientemente grandes para marcar la diferencia” o incluyeron el financiamiento propuesto para apoyar a las comunidades “a que aboguen en contra de políticas, leyes y normas débiles y desiguales, que suelen estar vinculadas a la reticencia estructural, política y cultural para brindar o ampliar los servicios para las poblaciones clave (sobre todo es importante considerando la información reciente, que señala que más del 50 % de las nuevas infecciones de VIH suceden en las poblaciones clave).
  • Mostraron mayor atención a la sostenibilidad y la transición, especialmente en países de ingreso mediano alto y en países con programas en transición o cerca de ella.
  • Para el área de sistemas de salud resilientes y sostenibles, las inversiones “se enfocaron en gran medida en apoyar las actividades más en armonía con las etapas iniciales del desarrollo de sistemas de salud, como apoyo financiero y capacitación a corto plazo” (vea el Informe de las inversiones en sistemas de salud resilientes y sostenibles en el ciclo de financiamiento 2017-2019 del PRT).

Las siguientes son algunas de las recomendaciones relacionadas, que también incluyen algunas para el Fondo Mundial:

  1. Definición de prioridades
  • La priorización de las intervenciones y las actividades por financiar debería mejorar y debería basarse en datos empíricos que brindan un sustento adecuado para evaluar cómo aportan a los resultados de los programas.
  • Las solicitudes de financiamiento deberían basarse en estrategias nacionales y planes de salud que identifiquen prioridades de financiamiento claras (en caso de que los recursos disponibles no puedan financiar todos los elementos).
  • Las intervenciones deberían contribuir al fortalecimiento de los sistemas a largo plazo “en la mayor medida posible”.
  1. Mayor enfoque en la prevención y la reducción de incidencia
  • Las solicitudes de financiamiento deberían enfocarse más en las intervenciones que reducen la incidencia (como la detección de casos de TB, la infección latente de TB y la prevención integral de VIH para adolescentes).
  • Las solicitudes de financiamiento deberían reflejar mayor ambición en las metas de prevención.
  • Para tener éxito en la implementación de programas a escala, es necesario entender mejor “quién es más vulnerable y por qué” para abordar los factores clave en torno a esta vulnerabilidad y para que las personas vulnerables tengan acceso a la prevención, atención médica y servicios de tratamiento en un ambiente seguro y comprensivo.
  1. Fortalecer la programación transversal de los sistemas de salud resilientes y sostenibles
  • Las solicitudes de financiamiento para las inversiones en sistemas de salud resilientes y sostenibles en los sistemas de salud nacionales deberían basarse en análisis situacionales más sólidos sobre los países que incluyan al sector público y privado, así como las contribuciones de la sociedad civil. Asimismo, deberían coordinarse y alinearse con los otros socios para maximizar el efecto de tener financiamiento conjunto para los sistemas de salud resilientes y sostenibles.
  • Las inversiones en sistemas de salud resilientes y sostenibles propuestas deberían reflejar el cambio de pasar de apoyar los sistemas de salud a fortalecer los sistemas de salud, y, eventualmente, los países que se encargarían de dichas inversiones.
  • El Fondo Mundial debería actualizar el marco modular de los sistemas de salud resilientes y sostenibles y las notas de orientación relacionadas para fomentar inversiones en sistemas de salud más focalizadas, de acuerdo con las estrategias nacionales en materia de salud (y de desarrollo general).
  • El Fondo Mundial debería fortalecer la orientación anticipada sobre los costos operativos y revisar los costos recurrentes/operativos en las futuras solicitudes de financiamiento (especialmente los costos de recursos humanos).
  1. Fortalecimiento de los sistemas comunitarios
  • Redoblar esfuerzos para ampliar la participación comunitaria, sobre todo para enfrentar obstáculos críticos, como las barreras relacionadas a los recursos humanos y al género.
  • Fortalecer los programas de los sistemas de salud comunitarios de manera que amplíen la cobertura para llegar a poblaciones marginadas y de difícil acceso.
  1. Sostenibilidad y transición
  • La planificación de la sostenibilidad debería realizarse para todos los países (excepto algunos con la clasificación de “entorno operativo desafiante”) para que las solicitudes de financiamiento se enfoquen en la sostenibilidad financiera y programática, en un mayor uso de los sistemas nacionales y en mecanismos para mantener los servicios para las poblaciones clave mucho antes de la transición.
  • La planificación de la transición debería realizarse de forma temprana.
  • El Fondo Mundial debería:
    • Evaluar con mayor detalle los requisitos de cofinanciamiento para garantizar que los productos del cofinanciamiento no desvíen el financiamiento del programa de otros temas.
    • Mejorar el seguimiento de gastos, el análisis del presupuesto y el cálculo de costos.
    • Garantizar que las actividades en las solicitudes de financiamiento reflejen el contexto más amplio de los compromisos de cobertura universal de salud y Objetivos de Desarrollo Sostenible específicos por cada país, y redoblar esfuerzos para coordinar con otros socios mundiales de la salud a nivel país respecto a la movilización de recursos internos para el fortalecimiento de la salud y de los sistemas de salud.

Por otro lado, el PRT recomendó enfáticamente seguir utilizando el enfoque diferenciado en las solicitudes de financiamiento, con algunos ajustes para el ciclo de financiamiento 2020-2022.

Plazos para presentar las solicitudes de financiamiento para el periodo de asignación 2020-2022

Plazo de postulación Fecha de presentación Revisión del PRT
1 23 de marzo de 2020 del 27 abril al 2 mayo de 2020
2 25 de mayo de 2020 del 29 junio al 5 julio de 2020
3 31 de agosto de 2020 del 5 al 11 de octubre de 2020

Fuente: Fondo Mundial

Más información: