Also available in: English

Fuente: aidspan.org

Autora: Adèle Sulcas

Las cartas para cada país elegible especifican la distribución de los fondos en los programas y los compromisos de cofinanciamiento

La Secretaría del Fondo Mundial ha informado a los países elegibles para recibir financiamiento del Fondo Mundial en el periodo de asignación 2020-2022 sobre el total de sus asignaciones por país para el próximo ciclo de financiamiento para VIH, TB, malaria y sistemas de salud resilientes y sostenibles.

La Secretaría envió cartas personalizadas y firmadas por el Jefe de la División de Gestión de Subvenciones al Mecanismo de Coordinación País (MCP) de cada país elegible entre el 12 y el 17 de diciembre de 2019.

Las cartas de asignación –enviadas por correo electrónico– estuvieron acompañadas de un paquete de materiales a la medida para la presentación de solicitudes, entre ellos un modelo de solicitud de financiamiento (del tipo de solicitud que el Fondo Mundial recomienda para ese país en particular), un modelo para la confirmación de la distribución de los fondos en los programas y la Tabla de datos fundamentales para ese país. Los países francófonos recibieron dos cartas de asignación: la versión original (con validez legal) en inglés y una traducción al francés.

Para acceder a este financiamiento, los países deben usar la información y las orientaciones especificadas en las cartas de asignación para presentar sus solicitudes de financiamiento al Fondo Mundial. Las solicitudes de financiamiento deben presentarse en una de las tres “ventanas” del año 2020, y le corresponde al MCP determinar qué ventana es adecuada para presentar su solicitud de financiamiento. (La Secretaría)

Cada carta de asignación indica qué tipo de solicitud de financiamiento debería usar cada país para cada componente (ver la sección “Tipos de solicitudes de financiamiento” líneas abajo).

A partir de las cartas de asignación que Aidspan ha revisado, podemos describir de manera general los tipos de información que estas contienen.

Asignación por país: El primer punto es la asignación total del país sobre la base de la decisión adoptada por la Junta Directiva del Fondo Mundial en su reunión de noviembre de 2019 respecto los fondos disponibles para el periodo de asignación 2020-2022. Cada carta establece el monto global para los programas de VIH, tuberculosis y malaria del país, así como para la construcción de sistemas de salud resilientes y sostenibles (RSSH, por sus siglas en inglés), tomando como base la carga de enfermedad y el nivel de ingreso (determinado según el producto bruto interno per cápita y usando los umbrales para la clasificación en grupos de ingreso del Banco Mundial para 2019) del país. Luego se presentan los montos de la asignación por componente en una tabla resumen (ver el ejemplo ilustrativo en la Tabla 1 que aparece a continuación).

Tabla 1: Ejemplo ilustrativo de la tabla resumen de asignación incluida en las cartas de asignación enviadas a los países


Componente de enfermedad elegible Asignación (en USD) Periodo de uso de la asignación VIH 100 000 000 Del 1 de octubre de 2021
 al 30 de diciembre de 2024 Tuberculosis 20 000 000 Del 1 de enero de 2021
al 31 de diciembre de 2023 Malaria 60 000 000 Del 1 de julio de 2021
 al 30 de junio de 2024 Total 180 000 000  
NOTA: Esta es una tabla ficticia presentada sólo con fines ilustrativos. Las cifras no representan la asignación de ningún país.

Enfoque de la solicitud: Esta sección especifica qué tipo de solicitud presentar (hay cinco posibilidades: continuación de programa, adaptada a portafolios focalizados, adaptada a los Planes Estratégicos Nacionales, adaptada a la transición o revisión completa) y brinda una justificación para cada recomendación de presentar una solicitud conjunta de financiamiento (para más de un componente). En esta parte, las cartas también señalan que el equipo país compartirá un juego completo de materiales para presentar solicitudes y que es necesario que las solicitudes de financiamiento se desarrollen mediante un diálogo inclusivo y transparente a nivel de cada país con una gran variedad de grupos de interés, incluidas las poblaciones clave y vulnerables.

Plazos: Los plazos especificados se refieren al periodo de uso de la asignación indicado en las tablas resumen de las asignaciones (como puede verse líneas arriba en el ejemplo genérico de la Tabla 1). El periodo de uso estándar es de tres años. En algunos casos, para que las subvenciones estén alineadas con el ciclo fiscal del país, ese periodo puede diferir, y eso se explica aquí. En esta sección también se señala que cualquier fondo de un periodo de asignación anterior que siga sin ser utilizado cuando esté por iniciar el periodo de uso especificado de la asignación no podrá utilizarse en el nuevo periodo de asignación.

Implementación: En las cartas que Aidspan ha revisado, este corto párrafo puede diferir considerablemente de un país a otro. En algunos casos, sólo se sugiere que los países exploren oportunidades para simplificar y consolidar modalidades para la implementación. En otros casos, se sugiere lo mismo y luego que los países podrían, por ejemplo, presentar una solicitud conjunta de financiamiento o que el país no cambie de Receptor Principal. Para aquellos países cuyas subvenciones se rigen por la Política Adicional de Salvaguardias y seguirán haciéndolo, la carta indica que el Fondo Mundial continuará supervisando la evolución de la situación. También señala que el Fondo Mundial está comprometido con la implementación a través de entidades nacionales y que seguirá trabajando con el país para trasladar una subvención o subvenciones específicas a implementadores de entidades nacionales.

(Aidspan ha recibido algunos comentarios de los países que expresan preocupación respecto a esta sección, que parece ser o muy imprecisa o demasiado sugestiva, dependiendo del país y de sus circunstancias.)

Distribución de los fondos en los programas: Esta sección explica con mayor detalle la propuesta de distribución de los fondos entre los componentes elegibles, conforme se indica en la tabla resumen de la asignación de cada país. No obstante, la carta señala que el MCP es el responsable de evaluar y proponer el mejor uso posible de los fondos entre los componentes de enfermedad elegibles y para las inversiones relacionadas en el sistema de salud. Los postulantes tienen la libertad de aceptar la distribución del Fondo Mundial o proponer una nueva distribución que el Fondo Mundial deberá revisar (Nota del editor: Para modificar la distribución de los fondos en los programas propuesta por el Fondo Mundial, los países deben brindar datos adicionales que permitan objetar los datos que el Fondo Mundial proporciona en las tablas de “datos fundamentales”, lo cual puede resultar difícil a nivel de país).

Fines de la asignación: Las cartas indican que las solicitudes de financiamiento de los países deberían estar alineadas con las necesidades priorizadas de cada país. En esta sección se especifican las áreas que el Fondo Mundial le pide a cada país tomar en cuenta durante el desarrollo de su solicitud de financiamiento.

Los anexos de cada carta explican con mayor detalle temas como la moneda, la relación costo-calidad de las adquisiciones, los requisitos de enfoque de las solicitudes según la clasificación de ingreso del país y los requisitos del incentivo de cofinanciamiento, incluida una revisión de los compromisos internos y de cofinanciamiento en el periodo de asignación 2017-2019.

Adicionalmente, en los anexos hay una sección sobre fondos catalizadores de contrapartida, cuyo fin es incentivar el uso de las asignaciones por país para las prioridades estratégicas del Fondo Mundial y para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta sección explica detalladamente el/las área/s de prioridad de la elegibilidad de un país para estos fondos de contrapartida, el monto disponible para cada área y las condiciones en las que el país podrá acceder a los fondos de contrapartida.

Fortalecimiento de los sistemas, derechos humanos y género, incremento de los recursos internos

Las cartas de asignación contienen párrafos sobre la importancia de las inversiones en sistemas de salud, sistemas comunitarios, derechos humanos y género, así como sobre la importancia de incrementar los recursos internos. El Fondo Mundial insta a los postulantes a que inviertan en el fortalecimiento de los sistemas de salud y los sistemas comunitarios por ser un tema fundamental –según señalan las cartas– para acelerar el progreso respecto a las epidemias, así como a que exploren oportunidades de integración entre las enfermedades y dentro de los sistemas de salud. Las cartas especifican también que el Fondo Mundial acoge favorablemente iniciativas para incluir y fortalecer servicios de atención integral desde la perspectiva de los pacientes, así como inversiones en las capacidades subyacentes de los sistemas (como las cadenas de suministro y los sistemas de datos). Además, las cartas ponen énfasis en que eliminar las barreras relacionadas con los derechos humanos y el género para acceder a los servicios es fundamental para ponerle fin a las epidemias.

En la sección sobre incrementar los recursos internos, las cartas básicamente señalan que acceder a una asignación en 2020-2022 depende de si se cumple o no con los requisitos de cofinanciamiento del Fondo Mundial, y se espera que todos los países aumenten progresivamente sus gastos totales en salud y que asuman gradualmente costos clave de los programas, incluidos aquellos que en la actualidad son financiados por el Fondo Mundial. Luego sigue información específica sobre cada país, incluidos posibles compromisos adicionales relacionados con la Política de Sostenibilidad, Transición y Cofinanciamiento, de ser aplicable.

En casos en que los países no han cumplido con reembolsar dinero al Fondo Mundial como resultado de una verificación de gastos por parte del Fondo Mundial o de auditorías o investigaciones por parte de la Oficina del Inspector General, las cartas incluyen un párrafo sobre “Recaudaciones”. Este párrafo estipula el saldo pendiente de pago del país y señala que el acceso del país al monto total de la asignación dependerá de las acciones correspondientes de cada Receptor Principal para proceder con el reembolso. Las “medidas correctivas” podrían incluir una reducción del financiamiento equivalente al doble del monto pendiente de pago.

Demanda de calidad no financiada y fondos catalizadores de contrapartida

Las cartas de asignación terminan con una sección sobre las “oportunidades de financiamiento por encima del monto asignado” en la que el Fondo Mundial pide que todos los postulantes desarrollen una solicitud priorizada por encima del monto asignado (PAAR, por sus siglas en inglés), la misma que deberán enviar junto con la solicitud de financiamiento. El Panel de Revisión Técnica incluirá aquellas intervenciones de la PAAR que considere viables en el Registro de Demanda de Calidad No Financiada (UQD, por sus siglas en inglés). Así, posteriormente estas intervenciones podrán ser financiadas gracias a ahorros y mejoras en la eficiencia que se obtengan en la elaboración de las subvenciones, la implementación, la optimización de los portafolios, inversiones del sector privado y/o intercambios de Debt2Health (Deuda por salud). El Fondo Mundial señala que, en el periodo de asignación 2017-2019, se llegó a financiar de esta forma 1,2 mil millones de dólares de la demanda de calidad no financiada.

Dependiendo del país, algunas cartas les informan si son elegibles para fondos de contrapartida [como “inversiones catalizadoras”]. Con los fondos catalizadores de contrapartida se pretende incentivar la programación de asignaciones para prioridades estratégicas clave, como poblaciones clave y vulnerables, derechos humanos, igualdad de género y fortalecimiento de los sistemas de datos. Para los países elegibles para fondos catalizadores de contrapartida, las cartas precisan la cantidad de financiamiento disponible y el área o intervención específica del programa, así como instrucciones para presentar una solicitud de financiamiento integral que incluya intervenciones por el monto total de fondos de contrapartida y el monto inicial de la asignación. (Las instrucciones de fondos de contrapartida se explican con mayor detalle en los anexos de las cartas.)

Tipos de solicitudes de financiamiento para el ciclo de financiamiento 2020-2022

En el ciclo de financiamiento anterior hubo tres tipos de solicitudes de financiamiento: revisión completa, revisión a medida y continuación de programa. Antes de enviar las cartas de asignación a los países, el Fondo Mundial publicó en su sitio web que estaba revisando las directrices para la presentación de solicitudes para el ciclo de financiamiento 2020-2022 y que esta vez habría cinco tipos de solicitudes:

  • Continuación de programa: permite que programas con buen desempeño y que no requieren cambios significativos continúen con la implementación con ajustes mínimos
  • Adaptada a los portafolios focalizados: solicitud simplificada y diseñada para satisfacer las necesidades de los países con montos menores de financiamiento y menor carga de enfermedad, así como para asegurar que las inversiones focalizadas tengan el máximo impacto
  • Adaptada a los Planes Estratégicos Nacionales: los requisitos de documentos se basan principalmente en planes estratégicos nacionales adecuados a los que se hace referencia en lugar de la parte narrativa de la solicitud de financiamiento.
  • Adaptada a la transición: adecuada para países próximos a la transición del financiamiento del Fondo Mundial que crean programas sostenibles con cada vez menos apoyo de parte del Fondo Mundial.
  • Revisión completa: las solicitudes son una revisión integral de las prioridades estratégicas y de los programas en países con mayor carga de enfermedad

Comparación con las solicitudes de financiamiento de 2017-2019

El Fondo Mundial calcula las asignaciones por país usando una fórmula que incluye las cargas de enfermedad de los países y su categoría económica conforme a la clasificación del Banco Mundial (ingreso bajo, ingreso mediano bajo, ingreso mediano alto). El monto final se ajusta aplicando un “factor cualitativo” y, al mismo tiempo, se garantiza que ningún país reciba menos de 500 000 dólares o no más del 10 % de los recursos del Fondo Mundial para cualquiera de las enfermedades.

Con esta fórmula, la asignación actual siempre está sujeta a variar respecto a la asignación anterior. La asignación aumentará si las cargas de enfermedad aumentan o disminuirá si los fondos de las subvenciones anteriores no se absorbieron por completo y/o debido a una “reducción controlada”. (El Fondo Mundial constantemente disminuye el financiamiento para países que anteriormente han recibido asignaciones excesivamente generosas hasta el punto en que su asignación actual esté alineada con la fórmula de asignación actual.)

A continuación, se presenta una tabla ilustrativa con las asignaciones reales de tres países, a los que aquí vamos a llamar país A, país B y país C. La asignación para el país A aumentó en un 14 % y la del país B, en un 35 %, mientras que, por el contrario, la asignación del país C disminuyó en un 9 %. Esas diferencias están relacionadas con incrementos (o disminuciones) en las asignaciones para las tres enfermedades. Por ejemplo, el país A experimentó un incremento del 122 % del monto de la subvención para la TB, mientras que el país C experimentó una disminución del 21 % para el VIH.

Tabla 2: Asignaciones de tres países ejemplo para 2017-2019 y 2020-2022
Países Por componente y total Asignación en
2017-2019
Asignación en
2020-2022
Diferencia en % País A Total 450 475 140 512 939 077 14 % VIH 370 804 766 393 004 813 6 % TB 9 000 000 19 950 195 122 % Malaria 70 670 374 99 984 069 41 % País B Total 660 686 133 890 597 667 35 % VIH 239 781 871 329 107 978 37 % TB 107 495 151 143 595 962 34 % Malaria 313 409 111 417 893 727 33 % País C Total 210 078 156 190 161 352 -9 % VIH 154 462 907 121 349 916 -21 % TB 14 154 994 14 016 245 -1 % Malaria 41 460 255 54 795 191 32 %
Fuente: Cartas de asignación para cada país de los periodos 2017-2019 y 2020-2022


La información contenida en este artículo proviene de un gran número de cartas de asignación que el Fondo Mundial envió a los países, así como del contenido disponible en el sitio web del Fondo Mundial. La lista completa de las asignaciones por país del periodo 2020-2022 está disponible en el sitio web del Fondo Mundial. Djesika Amendah colaboró en la redacción y el análisis de este artículo.
Recursos y lecturas complementarios: Comunicado de prensa del Fondo Mundial del 18 de diciembre sobre las asignaciones del periodo 2020-2022 Documento recapitulativo del Fondo Mundial sobre las asignaciones y las inversiones catalizadoras del periodo 2020-2022 Preguntas frecuentes sobre las asignaciones del periodo 2020-2022 (diciembre de 2019) Metodología de asignación del periodo 2020-2022 del Fondo Mundial (diciembre de 2019)