Also available in: English

Bajo los auspicios de la OMS, el Fondo Mundial alienta enfáticamente a los países para que tomen medidas inmediatas a fin de mitigar las posibles consecuencias negativas del COVID-19 en los programas existentes respaldados por las subvenciones del Fondo Mundial. Se debe prestar especial atención a la protección de los trabajadores de la salud, la comunicación con las comunidades afectadas, el mantenimiento de los servicios esenciales, la coordinación en la cadena de suministro, la pronta reposición de existencias, la desinfección de los activos, y la gestión de residuos.

Quince países y una subvención regional ya han accedido a los fondos para respaldar su respuesta. Entre los 15 países se encuentran Afganistán, Bielorrusia, Bután, El Salvador, Eritrea, Georgia, India, Kirguistán, Madagascar, Malasia, Malawi, Moldavia, Myanmar, Ruanda y Ucrania. La subvención regional en África occidental abarca la revisión de fronteras y la rastreabilidad de pasajeros en cinco países a lo largo del corredor Abiyán-Lagos.

En cumplimiento de su cometido para combatir el VIH, la tuberculosis y la malaria y para fortalecer los sistemas de salud, el Fondo Mundial emitió a principios de este mes nuevas directrices con el fin de proporcionar flexibilidad a los países para utilizar hasta el 5% de las subvenciones aprobadas para combatir el COVID-19 y mitigar las potenciales consecuencias de la pandemia en los programas existentes para combatir el VIH, la tuberculosis y la malaria.