Also available in: English

Fuente: https://www.unaids.org

GINEBRA, 7 de julio de 2020 – ONUSIDA se muestra desolada por la muerte de Renate Koch, pionera en la lucha por la justicia social, el feminismo y la igualdad de derechos.

Aunque nació en Alemania, hizo de la República Bolivariana de Venezuela su hogar. Junto con su pareja, Edgar Carrasco, trabajó sin descanso para la organización no gubernamental Citizen Action against AIDS. Las personas que viven con el VIH en el país que la adoptó a día de hoy tienen acceso a la terapia antirretrovírica de forma gratuita, lo cual, en gran parte, es gracias a su imparable y tenaz campaña.

«Renate Koch fue una defensora infatigable de los derechos humanos y la igualdad», rememoró Winnie Byanyima, Directora Ejecutiva de ONUSIDA. «Permanecerá para siempre en la memoria de la gran familia de ONUSIDA».

Se aseguró bien de que se escuchasen las voces de las mujeres. Abrió espacios en los que las mujeres pudieran alzar la voz, y las ayudó a amplificar sus ideas y su visión con relación a la salud pública, los derechos humanos y la diversidad. Su voz llegó a todo el mundo y logró hacer realidad el cambio.

Todo en ella (su trabajo, su vida y sus palabras) desbordaba pasión. El activismo global ha perdido a una enorme defensora, pero hoy celebramos su vida y no dejamos de pensar en todo lo excepcional que fue capaz de conseguir.