Un nuevo ciclo del Fondo Mundial, una nueva oportunidad

Also available in: English

Fuente: corresponsalesclave.org

Por: Lídice López Tocón

Luego del Séptimo Reaprovisionamiento del Fondo Mundial, en el que se recaudaron 15.7 mil millones de dólares, se dio inicio al Ciclo 7 de financiamiento, en el que los países tendrán acceso a nuevos recursos para dar respuesta al VIH, la tuberculosis y la malaria. La primera ventana de postulación de las subvenciones se cierra este 21 de marzo.

Este nuevo ciclo de financiamiento abre el camino hacia el logro de los objetivos planteados en la Nueva Estrategia del Fondo Mundial y en lograr que las personas y las comunidades se ubiquen en el centro de la respuesta para terminar con las tres enfermedades.

El enfoque basado en la participación de las comunidades es tan importante para la estrategia del Fondo Mundial que se exige en los formularios evidencia de dicha participación. La sociedad civil de Venezuela, Paraguay y Guatemala, entre otros países de América Latina, ya está finalizando la identificación de necesidades en sus respuestas a la epidemias para tener un amplio diálogo social que permita construir una subvención que catalice las respuestas.

Alta participación, mínimo esperado

Si bien la participación de las comunidades se ha promovido por el Fondo Mundial desde sus inicios, cada vez más se hace hincapié en ella para lograr un genuino involucramiento de todas las personas afectadas por las enfermedades en todos los procesos.

Las expectativas mínimas de la participación comunitaria en las tres fases del ciclo de la subvención tratan de responder a las evaluaciones que se han realizado y que muestran que la participación se debilita a lo largo del ciclo y se profundiza aún más en el desarrollo de la propuesta y la supervisión de la implementación.

Hoy, se espera que haya un proceso de consulta transparente e inclusivo con las poblaciones más afectadas por el VIH, la tuberculosis y la malaria en el proceso de preparación de la solicitud, plasmado en un Anexo de la misma, de presentación obligatoria, que debe describir todo el proceso de consulta y discusión con las comunidades.

Asimismo, se promueve que las comunidades y representantes de la sociedad civil que participan de los Mecanismos de Coordinación de País accedan a la información pertinente sobre la negociación de la subvención y los cambios que se realicen, de tal manera que puedan hacer una efectiva supervisión de la implementación.

Finalmente, se espera que las personas de las comunidades y la sociedad civil tengan acceso oportuno a la información sobre la implementación de la subvención.

El Género importa

Si bien en el caso de VIH, en América Latina, la epidemia impacta particularmente a hombres gais y otros hombres que tienen sexo con hombres, además de mujeres trans y mujeres trabajadoras sexuales; la desigualdad de género ha jugado en contra de las mujeres en general en cuanto al impacto de la tuberculosis y la malaria.

Por ello, la evaluación del Panel de Revisión Técnica otorgará un puntaje a la inclusión del enfoque de género en la propuesta, los indicadores diferenciados, datos desagregados por género y al presupuesto que responda a las desigualdades de género.

Otros aspectos clave

El costeo de las intervenciones comunitarias es clave para lograr una verdadera implementación desde las organizaciones de base. Para ello, la organización aliada del Fondo Mundial, Frontline AIDS ha desarrollado una herramienta para el costeo de las intervenciones de las comunidades que se incluyan en la subvención. Aunque la herramienta ya está disponible, pocos países han podido utilizarla en la ventana 1.

El Fondo Mundial también ha puesto énfasis en el enfoque de reducción de daño y esto debe abarcar no solamente a contextos de uso de drogas inyectables, sino también a otras drogas. Y va más allá, busca un enfoque de reducción de daños en cuanto a vulneración de derechos, infección por hepatitis, entre otros.

El nuevo ciclo de financiamiento también hace hincapié en intervenciones dirigidas hacia las poblaciones clave, que prioricen las zonas más afectadas por las epidemias, se ponga énfasis en el liderazgo de las comunidades, se tome en cuenta la interseccionalidad de las vulnerabilidades y la seguridad y protección de las intervenciones y de las personas.

Como decíamos al inicio de esta nota, el nuevo ciclo es una oportunidad para despertar la respuesta a las tres epidemias que, en muchos de nuestros países, se vio trastocada por la pandemia de covid 19. En su compromiso con la nueva estrategia y este nuevo ciclo de financiamiento, el Fondo Mundial ha organizado varios seminarios, cuyos resúmenes podrán encontrar entre nuestras notas.